Capítulo 2: Estrategia y táctica

    1. Antecedentes

110. A su vez en el V Congreso decíamos:

Nos dejó conceptos estratégicos e ideas sobre la acumulación y la forma de alcanzarla. Establecimos claramente que para encarar el tema de la estrategia es necesario plantear que el objetivo central es el cambio de la correlación de fuerzas entre la oligarquía y el pueblo. Esta correlación de fuerzas no se cambia centrando la lucha en la institucionalidad. Se cambia en la medida que desarrollemos un tejido social que presione a lo institucional y que actúe con independencia, que desarrolle embriones de poder popular. Hay varios elementos a desarrollar y que son componentes esenciales de la estrategia.

En primer lugar, la construcción de la organización política de masas, que articule el movimiento de masas y que en nuestro caso debe tener una estructura de Movimiento participativo, democrático, abierto hacia los distintos niveles del pueblo, pero que tiene que tener un núcleo de militantes experimentados y comprometidos que puedan articular los distintos niveles de compromiso existentes.

En segundo lugar, la construcción de los organismos del poder popular (estructura de base de los sindicatos, gremios estudiantiles, Comités de Base del FA, organizaciones cooperativas, experiencias cooperativas de producción, ocupaciones de tierra, consejos vecinales, organizaciones juveniles, etcétera).

En tercer lugar, el fortalecimiento del FA como alianza anti oligárquica y antiimperialista que es además la expresión a nivel político de la alianza entre los trabajadores y los distintos sectores de clase perjudicados por la política de un modelo concentrador, antinacional y antipopular. Y es junto con las demás organizaciones políticas del arco popular que participamos en las luchas electorales y en la institucionalidad de Gobierno en sus distintos niveles y demás Organismos del Estado.

En cuarto lugar, la toma de posiciones en el plano institucional, generando mecanismos que controlen y minen al gran capital, en especial el trasnacional; ganando posiciones en el plano parlamentario y ejecutivo, ejercitando el gobierno, ganando espacios de poder

La articulación de todos estos factores - en especial la relación dialéctica que existe entre la independencia del movimiento de masas y el plano institucional, de forma que no terminemos agiornando el modelo u administrando la crisis del neoliberalismo - se tiene que realizar con una gran flexibilidad táctica. Porque en definitiva, la política institucional, el trabajo en la institucionalidad y los esfuerzos por fortalecer las organizaciones de masas y las movilizaciones de masas, no sólo no son contradictorios, sino que tienen que complementarse y fortalecerse mutuamente”.