Solución ya para los cincuentones | Lic. Rita Cultelli

Afaps, Cincuentones, Uruguay

                                           

                                                “Las AFAP son la gran estafa del siglo XXI a los trabajadores y jubiladosi”[1]

                                                                      Guillermo Chifflet y Andrés Cultelli[2]

                                               

 

La herencia neoliberal de los 90

El conjunto de leyes neoliberales de la década de los 90, mediante las cuáles se impuso el libre mercado, el capital financiero y el despojo son principalmente las siguientes: Ley Forestal 15939 (1987), Ley de Zona Franca 15931(1987), Ley de Arrendamiento Mínimo 16223(1991), Ley de Puertos 16246(1992), Ley de Promoción y Protección de Inversiones Extranjeras 16906(1998), Ley de Marco Regulatorio de la Energía 16832(1997), Ley de Reforma de la Seguridad Social (1996). En este contexto se vota la ley que hoy perjudica a un sector importante de trabajadores y jubilados: los llamados cincuentones.

Antecedentes

La ley 16713 (Reforma de la Seguridad Social), o ley de las AFAP fue votada en 1996. Inmediatamente se constituyó el Movimiento por la Seguridad Social, que juntó firmas para plebiscitarla. El plebiscito no se concretó dado que fueron rechazadas 30.000 de las firmas que se presentaron ante la Corte Electoral, y por consiguiente no fue habilitado el plebiscito. No obstante, las organizaciones sociales junto al PIT-CNT y ONAJPU, siguieron denunciando el carácter injusto de la ley 16713 que pone a la vida de las personas como variable elemental de ajuste, perjudicando acentuadamente a las mujeres.

20 años después: surgimiento de los cincuentones

Los primeros jubilado/as por jubilación común de esta ley son mujeres, en general docentes, que empiezan a jubilarse entre 2013-2014, quienes por estatuto quedan fuera del sistema con 35 años de trabajo, además de algunos otros trabajadores. Se comienzan a verificar que las pérdidas con respecto a personas que tenían más de 40 años en 1996 y se jubilaron por el régimen anterior de jubilaciones, llamado régimen de transición, eran muy grandes. Se empezaron a juntar con otros trabajadores y jubilados del régimen de AFAP desde 2014 constatando que las pérdidas llegaban hasta un 35% menos de jubilación. En 2015 se constituye un movimiento social con gente que organizada en todo el país sale en una primera movilización en el mes de noviembre. El 5 de abril de 2016 fue la famosa marcha de los paraguas (emblema del movimiento) que se hizo bajo lluvia en Montevideo, siguiendo durante el año pasado más de 10 movilizaciones en todo el país destacándose las intervenciones en los consejos de Ministros y la marcha de setiembre al MEF, así como la del 11 de noviembre al Banco Central. Se logra instalar el tema en los medios y se estrechan relaciones con las luchas de la región, vinculándonos con el movimiento NO+AFP de Chile. Se logra un compromiso del gobierno y se trabaja en conjunción con el PIT-CNT, especialmente con la representación de los trabajadores y los jubilados en el BPS.

Injusticias e inequidades del sistema mixto

La ley de las AFAP estipula que quienes en abril de 1996 tenían más de 40 años seguían en el régimen anterior de Seguridad Social, llamado de transición, que es el del pilar solidario del BPS. Para los menores de 40 años era obligatorio y compulsivo por LEY 16713 el ingreso al régimen mixto. Son los que en 2016 cumplieron 60 años (llamados cincuentones). Si bien cada caso es diferente, al tomar para su jubilación solamente desde el momento que ingresan a la ley 16713, estas personas pierden todos los aportes previos a 1996, constituyendo un perjuicio de hasta un 35% menos de jubilación. Una total inequidad e injusticia, que se constata dados los montos de las primeras jubilaciones otorgadas por el sistema AFAP. Lamentablemente, se confirma y ratifica con las primeras jubilaciones, las críticas que el sistema recibió desde su implantación.

Ante la constatación de semejante injusticia hay que aclarar que los perjudicados reales son aproximadamente 2.000 jubilados y los perjudicados potenciales son aproximadamente 50.000 trabajadores[3]. Es de sentido común que tanto a los jubilados como a los trabajadores damnificados, si una ley los obligó compulsivamente a estar en el sistema mixto (AFAP y BPS), que otra ley les permita salir liberándolos de la situación que los somete, enmendando la injusticia, y solucionando parcialmente el problema generado.

El anteproyecto

Se ha presentado, por parte del Equipo de Representación social del BPS un anteproyecto de ley, que está abierto a aportes, y del cual tienen conocimiento los diputados y senadores. Este anteproyecto aún no contempla a los jubilados, de los que se está haciendo un estudio por parte del BPS, para que sean incluidos. Es de justicia y no parece lógico que los reales perjudicados no sean incluidos en la solución parlamentaria.

Los costos de la reforma

Como la solución planteada es paulatina, ya que las personas abarcadas serían los que tienen más de 50 años y están en el régimen mixto, sin exclusión de los jubilados, admite que el costo no es de inmediato, sino que es un plazo de al menos 10 años en que pasarían al BPS unos 1600 millones de dólares que están en arcas de las AFAP (que no es significante para el dinero con que cuentan las AFAP)

La seguridad social en debate

Las pérdidas que ha tenido el BPS por el sistema mixto, son muy grandes. A esto se suman las pérdidas que el Banco de Seguros ha tenido que hacer frente para realizar los pagos de las aseguradoras comprometidas en hacerlo al no ver un “negocio” rentable se retiraron. ¿Quién gana? Ganan las AFAP, quienes tienen en su haber miles de millones de dólares acumulados que son de los trabajadores, que hoy se ven perjudicados con futuras jubilaciones paupérrimas. ¿Qué son las AFAP? Aseguradoras de Fondos de Ahorro Previsional privadas que nos despojan de nuestros ahorros de toda una vida de trabajo. El debate está abierto y tenemos que insistir en un dialogo nacional por la seguridad social. Porque hoy son los cincuentones los despojados de los ahorros previsionales y mañana este injusto sistema despojará a nuestros hijos.

Las luchas en la región

La defensa de una Seguridad Social solidaria, universal, sustentable y en clave de derechos humanos caracteriza las luchas de la región. En nuestro país despertaron el tema los cincuentones, junto al PIT-CNT y la ONAJPU, en Chile hay un movimiento muy grande, en Brasil también, últimamente se instaló en Argentina y hay movilizaciones en México y EEUU.

Cuando leyendo al marxista David Harvey en su obra “El nuevo imperialismo: acumulación por desposesión” identificamos el tema como claro ejemplo por parte de las AFAP de acumulación por despojo, y viendo la expansión del sistema en nuestra región, estamos en condiciones de reafirmar que estas empresas que lucran con el capital de reserva que los trabajadores y con su vida misma, ya que uno de los componentes del sistema es la expectativa de vida, deberían de empezar a desaparecer, a partir de una nueva Reforma de la Seguridad Social que sea garante de un sistema más justo.

 

 

 

 

[1,2] Documento de oposición a la ley 16713, presentado por Guillermo Chifflet y Andrés Cultelli en diario de sesiones de la cámara de Representantes XLIV legislatura 1er período ordinario, 42° sesión(extraordinaria), agosto de 1995.

[3] Datos de la página oficial del ERT-BPS