Política de Vivienda | Dip. Susana Paereyra

Vivienda. Susana Pereyra

 

En el proceso de construcción de una sociedad mas integrada la incidencia de la vivienda y el ambiente son incuestionables.

Las políticas de vivienda deben diseñarse desde una perspectiva de integración social real, que promuevan las oportunidades y accesos a la educación, a la cultura, al trabajo, ademas de condiciones de seguridad y sanidad adecuadas. No es solo derecho a una vivienda, sino es derecho a una vivienda adecuada y el objeto de la política social no es la construcción de la vivienda, sino la integración social de la familia.

Es imprescindible que el acceso a la vivienda y hábitat como derecho no quede en manos únicamente de los ciudadanos, es responsabilidad del estado, pero no como generador exclusivo de hábitat sino como rector y garante. Partiendo de que la política en vivienda es política social, se la debe enfocar en promover el acceso y la estabilidad de las familias en los hogares, con énfasis en los mas vulnerables, ayudando a revertir las diferencias socio – económicas de los ciudadanos y sus expresiones territoriales.

Por lo cual este gobierno desarrollo ciertos pilares que tienen esto como objetivo, y se aplican en todos los programas de inversión , ya sea publica o mixta.

La vivienda debe ser un bien de calidad y adecuado, no puede depender de la circunstancia socio – económica de las familias destinatarias, esta no se trata de una política dirigida a los sectores de pobreza, nosotros partimos de políticas integradoras.

Nuestra política de vivienda no discrimina sobre la base de ninguna religión o particularidades socio – culturales que estigmaticen colectivos, y pone particular atención en la búsqueda de los impedimentos que no permiten acceder a estos colectivos a la vivienda, por lo cual se desarrollan medidas afirmativas.

Los proyectos de vivienda deben materializarse en los lugares donde hay inversión histórica, es decir áreas conde se haya realizado inversiones en servicios de infraestructura y servicios, zonas heterogéneas adecuadamente equipadas.

Se considera a la vivienda en todas sus dimensiones, por lo cual también es considerara un agente de distribución de la riqueza.

El derecho a la vivienda debe asegurarse durante el ciclo de vida. La desigualdad en los hogares mas vulnerables hace que estén en desventaja ante la posibilidad de acceder a la vivienda mediante un préstamo a 25 años, por eso es necesario generar instrumentos de contención para estas situaciones.

Durante los últimos 10 años se ha reestructurado el sistema publico de acceso a la vivienda, se han formado nuevos organismos (Agencia Nacional de Vivienda en el 2008), y se han redefinido otros (la recuperación del BHU), se elaboro una lógica de gestión basada en la no superposición de tareas y recursos, para lograr la correcta y total utilización de lo asignado.

Hemos recuperado las viejas características y definiciones conceptuales de prestación estatal en vivienda, recuperando así la mejor tradición de la ley Nacional de vivienda de 1968, es decir una vivienda adecuada al núcleo familiar, respetando los ciclos vitales del mismo, prescindiendo de las capacidades económicas de las familias, con altos standares de comodidad y durabilidad, asociada a un espacio con infraestructura necesaria para el desarrollo humano. Durante la década de los 90, fueron olvidadas las pautas de la ley Nacional de Vivienda, y se crearon estándares diferenciales en relación a la calidad y las superficies de las viviendas, abandonándose el concepto de vivienda adecuada.

2015 - 2019 

                     Esperamos construir unas 23.500 viviendas nuevas con inversión publica durante este quinquenio, de las cuales aproximadamente el 50 % se realizaran mediante el sistema cooperativo, ya que este sea en su modalidad de ayuda mutua o de ahorro previo, multiplica los recursos que se aplican sobre la vivienda. Comprendamos que el sistema cooperativo es muy eficiente pues se despliega en todo el territorio nacional, tiene un alcance territorial que muchas veces el sistema empresarial no cubre por que no les es redituable. Durante el año pasado se finalizaron 3286 viviendas entre todas las modalidades de acceso, las cooperativas con 1173 viviendas es la que mas aporto en unidades. La meta para este año, 2017, es llegar a ejecutar 4598 soluciones habitacionales, de las cuales 1900 serian mediante el sistema cooperativo, y tener en proceso de ejecución otras 10170 viviendas, de las cuales 5593 esperamos sean mediante las cooperativas.