Con Pepe Mujica y Juan Raúl Ferreira el Espacio 609 hizo su relanzamiento. “Las pasiones son inevitables, pero son evitables los fanatismos”

Recordando un episodio en el que José Batlle y Ordóñez se dirigió en el entorno de Casa de Gobierno frente a Plaza Independencia a un grupo de correligionarios del Partido Colorado que celebraban la muerte de Aparicio Saravia y a quienes “les endilgó que no hay nada que festejar porque ha muerto un compatriota”, el ex Presidente de la República José “Pepe” Mujica encabezó este lunes 10 de setiembre el relanzamiento del Espacio 609 en el Teatro de la Candela acompañado por el ex senador y veterano militante nacionalista Juan Raúl Ferreira.

“Digo esto porque es una filosofía”, continuó Mujica simbolizando históricamente el encuentro político con Ferreira y significando el valor de la figura que así formalizó su incorporación al Frente Amplio (FA) mediante su adhesión al Espacio 609. “En tiempos pre-electorales, los orientales todos deberíamos recordar” ese mensaje de “Pepe” Batlle, “porque más allá de las diferencias, hay un común de pertenencia y una responsabilidad colectiva. Hay derecho a tener las diferencias que se quieran, pero no hay derecho a hacer un tajo colectivo en la confianza de todo nuestro pueblo”, reflexionó.

“Por eso, tal vez por vejez, o por haber andado un poco, creo que las pasiones son inevitables, pero son evitables los fanatismos, y mucho más evitable es el odio miserable que nos envilece como sociedad”, advirtió. “Al borde de una campaña electoral, caben todas las diferencias y todas las ideas, pero no cabe la ofensa de ningún tipo, que para lo único que sirve” es para herir “la confianza colectiva de nuestro pueblo”. “Y es bueno recordarlo porque nuestra América Latina está teñida de estas cosas, y aun el mundo. Y por fuerte que sean las razones, no justifican el camino del odio. El odio es ciego, no construye, destruye”, alertó.

El ex senador del FA señaló después su “agradecimiento a los hombres que viniendo del batllismo, se han arrimado a este Espacio” abierto por el Movimiento de Participación Popular (MPP). Esos militantes colorados que estuvieron presentes en el acto “han traído su estandarte, su mochila, sin renunciar a su historia”, destacó Mujica, agradeciendo a continuación también “a Juan Raúl, por lo que trae” de su historia personal y partidaria, una estela “de wilsonismo, parte del sufrimiento y de los compromisos de nuestro pueblo”.

“Un viejo compañero dijo alguna vez por ahí, que los muertos ilustres que ayudaron a forjar el país no tienen divisa, son la divisa; son no capital de un partido, son capital de la Nación; son expresión del nosotros, son capital colectivo. La Historia sirve para mirar hacia adelante, por eso mi agradecimiento, mi reconocimiento”, expresó el ex mandatario.

“Quiero además reconocer, que lo único permanente arriba de la tierra es el cambio, y todos estamos sometidos, hasta las piedras cambian con el tiempo. Pero también recordar que en la vida se puede cambiar para mejor o se puede cambiar para peor, y de mucho rodar aprendí que siempre se puede estar peor, y que la verdadera lucha, es luchar por estar mejor, y esto no se debe olvidar. Y no se debe olvidar muy especialmente en esta coyuntura, en la que alcanza con mirar un poco desde Uruguay hacia el costado; con eso es suficiente para darse cuenta de que hay cambios que son dolorosos retrocesos, pero también soy consciente de que no se puede hacer más de lo mismo, que hay que hacer mejor y otra cosa”, reflexionó el líder del MPP respecto de la situación en Uruguay y en los países vecinos.

Más adelante se refirió a cuestiones económicas referidas al desarrollo del país y a la necesidad de inversión productiva, mencionando luego algunas encrucijadas civilizatorias que se le presentan a la Humanidad como consecuencia del modo de producción internacional imperante.

Ferreira, por su parte, empezó su intervención “agradeciendo de un modo muy especial a Pepe, al Frente Amplio, al Espacio 609 que me ha recibido con entusiasmo, con alegría, con cariño, con una fuerza tremenda y contagiosa, y a todos los progresistas del Uruguay para que se sientan convocados a integrar una misma columna que impida que a nuestra tierra llegue ese proyecto de derechización que invadió el mundo” durante los últimos años.

El hijo del extinto líder histórico del Partido Nacional durante la segunda mitad del siglo 20, Wilson Ferreira Aldunate, resaltó que “para mí es un enorme orgullo sentir que Pepe es mi líder, no solo es mi amigo al que admiro, como él sabe, desde hace muchos años”.

 

Hoy nos volvimos a reunir para renovar nuestro compromiso con el Uruguay del futuro.

Posted by MPP Movimiento de Participación Popular on Monday, September 10, 2018