fbpx

Estamos a días de festejar los 48 años del Frente Amplio. ¡Pucha que son muchos y con mucha historia! Historias colectivas, pero también personales, de militantes que fuimos sumando con nuestro pequeño aporte al gran hacer colectivo que hoy es nuestro FA.

 

Del FA del 71 no tengo recuerdo vividos, excepto uno de dolor ajeno, el de mi familia. Pasadas las elecciones del 71 estaba en la calle con mi madre, pasó una caravana del partido triunfante en esas elecciones, gritando: «Seregni banana, mirá tu caravana». Creo que me quedó en la memoria porque mi madre se puso a llorar de rabia, tristeza y miedo, y porque me dijo: «no los mires».

 

Nací a la militancia política en plena dictadura, pertenezco a lo que se conoce como «Generación del 83». Estudiaba en lo que hoy es el IPA y militaba en un comité del FA en la zona de Paso Carrasco, clandestino, obviamente. Nos reuníamos en casas de familia, rotando las casas de encuentro. Desde ese comité organizamos la salida hacia el acto del Obelisco con un camión alquilado en el barrio, desde ese comité organizamos charlas en el 82 por el voto en blanco cuando el FA estaba proscripto en las elecciones internas de ese año… muchos recuerdos.

 

Pero quiero traer a cuento una anécdota en particular, porque resulta jocosa en medio de una época tan oscura. Para el acto del Primero de Mayo de 1983 decidimos salir de pintada por el barrio. Nos juntamos en la casa de un compañero, nos repartimos las zonas y salimos en parejas.

 

A mi compañero y a mí nos tocó pintar las paradas de Camino Carrasco. Salimos abrigados, tarro en mano. Todo salió notable, no había muchas luces en ese entonces en Camino Carrasco y era tarde. La consigna era: «FA junto con los trabajadores».

 

En Camino Carrasco había (y hay) una comisaría pegada a una escuela y, en la puerta, una parada. A pesar del peligro, sentimos que era nuestra obligación pintarla, ¡y así fue!

 

Al otro día, cuando pasé por ahí en el ómnibus, camino a mi trabajo, me di cuenta con horror que habíamos cometido un error. Habíamos puesto «FA julito con los trabajadores».

 

Ese error se llama julepe. Y también forma parte de la historia militante en la construcción del FA.

 

Lilián Galán