fbpx

En su habitual espacio de M24, el compañero e intendente Aníbal Pereyra nos brindó contundentes palabras y un muy claro razonamiento que explica algunos de los sucesos acarreados a la noticia de una denuncia de un sindicato policial a su intendencia y al jefe de policía local.

Así, el compañero empezó por recordar que durante la semana pasada cobró especial notoriedad la noticia de una denuncia al jefe de policía rochense y a la propia Intendencia de Rocha. La denuncia nace desde una herramienta de organización y protección para las fuerzas policiales subalternas por parte de uno de los sindicatos policiales, originados desde la agremiación de los policías que nacieron a partir del primer gobierno del Frente Amplio.

En este marco, uno de estos sindicatos presentó en la fiscalía de Rocha una denuncia por difamación e injurias al jefe de policía de Rocha y la Intendencia de Rocha entendiendo que afirmaciones públicas realizadas por ambos entes herían y estigmatizaban a funcionarios policiales al acusarlos de determinados hechos de corrupción.

El compañero Aníbal Pereyra, intendente de Rocha, se refirió a la verdadera naturaleza detrás de esta denuncia y algunos de los aspectos detrás de lo sucedido.

«No creemos en brujas, pero que las hay… las hay»

Pereyra advierte que desde la intendencia se sigue manteniendo esta postura que, lejos de agraviar a las fuerzas policiales, ocurre todo lo contrario, que «No creemos en brujas, pero que las hay… las hay». En este sentido, Pereyra señala:

«¿Qué queremos afirmar con eso? (…) Lo que está claro es que la conducción (y las decisiones) de todo esto apuntan a tratar de mejorar la realidad (…)

enfrentar esas cuestiones no es atacar a la policía, al contrario, es fortalecer a la gran mayoría de los policías, que tienen honestidad a la hora de actuar (…)

Y no podemos mezclar la lucha contra la delincuencia, la lucha contra la inseguridad, la lucha por la convivencia, no la podemos mezclar con acciones mezquinas de querer acarrear con visiones electorales.

Porque de esa misma lógica nosotros no podemos aceptar voces que una y otra vez quieren instalar en la sociedad que este gobierno defiende delincuentes cuando no enfrenta los problemas de delincuencia. La realidad ha demostrado que este gobierno ha tomado todas las decisiones. Y lo ha tomado no solo desde un color político, sino desde una visión de la sociedad».

Ent