Uno de los objetivos más importantes del Frente Amplio (FA) es la construcción de una sociedad más justa. Durante tres períodos de gobierno ha trabajado en las urgencias de los sectores más frágiles y desposeídos. La atención a la primera infancia en Uruguay es uno de los focos primordiales de las políticas sociales. El plan CAIF, los centros de Primera Infancia y el Sistema de Cuidados son herramientas para construir un mejor país.

¿Qué es el Plan CAIF?

El plan CAIF surge en 1988 como una política pública intersectorial para proteger y promover los derechos de niños y niñas de 0 a 3 años. La prioridad es atender a los sectores más vulnerados de la sociedad.

En los centros CAIF, los niños y niñas reciben una atención integral e interdisciplinaria. El marco de atención es interinstitucional. Salud, alimentación y educación son los focos principales. Además, se busca potenciar el desarrollo de los adultos y fortalecer el vínculo con los niños.

Sistema de Cuidados y Primera infancia

El Sistema Nacional Integrado de Cuidados (SNIC) surge con la aprobación y promulgación de la Ley 19 353, en 2015. La ley establece que niños y niñas, personas mayores dependientes y personas con discapacidad tiene derecho a ser cuidadas. El SNIC promueve un modelo en el que la responsabilidad del cuidado es compartida entre hombres y mujeres. Así, se busca modificar la división sexual del trabajo.

El MIDES preside la Junta Nacional de Cuidados. Esta define las políticas y lineamientos del modelo integral que involucra a la sociedad y el Estado. Con el foco en la primera infancia, los centros CAIF cobran una vital importancia dentro del Sistema de Cuidados.

Años antes de la creación del SNIC, la evaluación del impacto del Plan CAIF establecía conclusiones importantes. Se afirmaba que las niñas y niños que asisten a los centros presentan un mejor desarrollo psicomotriz y estado nutricional. Además, las madres encuentran una mayor satisfacción al recibir apoyo. Esta situación contribuye al bienestar y desarrollo, que además se potencia cuando la madre trabaja. Sin dudas, estas conclusiones eran más que útiles en la discusión sobre las políticas de cuidado que serían establecidas.

Como se dice en el programa del Frente Amplio 2020-2025, debemos enfrentar los desafíos que suponen las personas excluidas. Atender a sus vulnerabilidades y luchar contra la desigualdad es identidad del FA. Por ello, se debe atender al fortalecimiento de la primera infancia. Por tanto, es necesario universalizar y fortalecer el Sistema Nacional de Cuidados. Los datos hablan por sí solos, como veremos a continuación.

MIDES: avances en atención a la primera infancia

En la agenda del 2018 del MIDES se señalan las acciones de carácter localizado realizadas. Se inauguraron centros CAIF, CAPI y centros comunitarios de cuidados. Fueron tomadas acciones comunitarias para el desarrollo integral de niños y niñas. Hubo asesoramiento nutricional a los centros CAIF en 16 departamentos del país, con la participación de INDA.

Hubo 5552 beneficiarios en 183 localidades que participaron en el Programa de Acompañamiento Familiar para la Crianza. Hablamos de 1303 mujeres embarazadas y 4249 niños menores de 4 años con riesgo sociosanitario.

Fue diseñado un sistema de respuesta a la inseguridad alimentaria en hogares con mujeres embarazadas y niños pequeños. Asimismo, se mejoró la capacitación de gestión de educación alimentaria y nutricional para la primera infancia en los CAIF. Hubo, además, una certificación de buenas prácticas de educación alimentario-nutricional.

Hoy, hay unos 500 centros de atención a la primera infancia. Son más de 425 centros CAIF, además de centros CAPI, Nuestros Niños y SIEMPRE, y otros espacios de atención y educación. En todos ellos, se atiende a 60 000 niños y niñas de varias áreas urbanas y rurales del Uruguay.

Primera Infancia, Infancia y Sistema de Cuidados en el próximo gobierno del FA

Potenciar el Sistema de Cuidados y la atención a la primera infancia es fundamental. Romper con las brechas de género es necesario. Los niños y niñas, las personas mayores o con discapacidades son históricamente cuidados por mujeres. Por ello, en el programa del FA se establecen lineamientos y acciones futuras.

  • Ampliar la cobertura de centros educativos y de cuidado de primera infancia. 
  • Aumentar recursos materiales y humanos en las áreas con más dificultades socioeconómicas.
  • Avanzar en el Sistema de Cuidados para que las mujeres generen ingresos en hogares vulnerables.
  • Garantizar el cuidado de niños de 0 a 5 años para toda familia que lo requiera.

Como se señala en el Programa, son acciones impostergables. El cuidado de calidad en la Primera Infancia es más que positivo para los niños. Los ayuda a obtener buenos logros en su pasaje por el sistema educativo. Además, una formación sin estereotipos y de calidad ayudará a crear una ciudadanía crítica. Así, los niños se integrarán a una sociedad de cambios acelerados, con un aumento de la productividad.

Por lo tanto, hay que profundizar en la formación y calificación de las personas que brindan cuidados. Es importante mejorar los servicios prestados y una valorización de la tarea realizada. Así construiremos una sociedad más responsable. Una sociedad de todos y todas.

??? Y ACORDATE: Votes a quien votes, NO PONGAS LA PAPELETA DEL SÍ. Acá te contamos todo lo que tenes que saber: «¿Vivir sin miedo? Qué propone y qué resultados podría tener la reforma»