fbpx

Discurso del diputado Daniel Caggiani al asumir la presidencia del Parlasur.

Como espacio de representación de los pueblos del Mercosur, el Parlamento fue pensado como las puertas y las ventanas para repensar el proceso de integración. En el contexto en el cual se encuentra el bloque, el Parlasur necesita fortalecer los vínculos inter-institucionales con las organizaciones sociales que tienen una voz calificada en materia laboral y de políticas públicas en derechos humanos del bloque. Con todo esto se procura colaborar en la consolidación de la la democracia en el bloque y en la región, como el principal objetivo estratégico a lograr durante 2019.

El Parlasur se propone ser un espacio abierto a la ciudadanía del Mercosur. Un espacio transparente, eficaz y efectivo en el abordaje de las principales problemáticas de los pueblos de la región, que logre acuerdos concretos con otras entidades técnicas, políticas y académicas del Mercosur. Que sea además una carta de presentación desde la dimensión política, con otros procesos de integración en el mundo, como la Unión Europea, México, Centroamérica, la zona de cooperación Euro-Asiática, África y China.

El Parlamento del Mercosur como parte integrante de la institucionalidad del bloque, tiene varios desafíos e incertidumbres que se relacionan a un contexto internacional de múltiples complejidades en lo económico, jurídico, ambiental y laboral. Pero el mayor desafío es que el Mercosur funcione.

Eso significa muchas cosas, entre otras, que su institucionalidad y sus protocolos sean respetados por los países que lo integran y sobre todo, que sirva para mejorar la calidad de vida de las personas. Necesitamos un Mercosur que importe y que sea respetado, para empezar por sus propios miembros.

En Uruguay tenemos la peculiaridad de tener los partidos políticos más viejos del mundo, forjados en luchas fratricidas. Pero ya desde principios del siglo XX nuestra sociedad optó por construir un Estado que por mucho tiempo logró ser el “escudo de los débiles”, donde nuestro sistema político ha estado matrizado por la consigna “naides es más que naides” configurando una extraña “Republica Liberal”, al decir del Historiador Gerardo Caetano

Nuestro devenir histórico ha marcado a fuego principios de política exterior que son parte de nuestro ADN como Nación y conforman una definición de una verdadera política de estado en la materia. Principios como el de No Intervención en asuntos internos de otros estados, el de Autodeterminación de los pueblos, la resolución pacífica de los conflictos, el respeto a la soberanía, el no alineamiento, el respeto a las normas de derecho internacional y la defensa de los derechos humanos. Esto nos permite ser considerados un país serio y respetado en el concierto internacional, más allá de nuestras dimensiones económicas y poblacionales.

Para nuestro país, es muy importante que los mecanismos de integración que hemos construido en estos 25 años funcionen y funcionen cada vez mejor. Que exista una región y que esté im