En una nueva entrega de su habitual espacio radial en M24, el senador y expresidente de la república, el compañero José «Pepe» Mujica, reflexionó sobre el carácter irrefutablemente contradictorio del actuar del nuevo gobierno en términos de tarifas y materia impositiva, que mintió a la población durante 5 años y que hoy divide al país, así como de la situación relacionada con la pandemia y la enfermedad que provoca el coronavirus COVID-19. A continuación repasamos algunos de los puntos clave en la discursiva del compañero.

Mujica sobre el aumento de las tarifas y los 5 años de mentiras que hoy polarizan al país

José Mujica comienza por referir a las formas en las que los grandes medios siguen manipulando a las grandes masas de nuestro país en función de los intereses de unos pocos, como es costumbre: los más privilegiados. En este sentido, el compañero señala:

«(…) en un país donde, no los periodistas (que tienen su cabeza independiente), sino que la dirección de los grandes medios, obviamente, tienen una orientación de hecho política y nos priva de la diversidad de información —o por lo menos pone el acento en determinadas informaciones y otras desaparecen rápidamente o no aparecen—, hay un manipuleo que es inevitable y que está de la manos de los intereses. Por esto señalábamos que había que desinformar, desinformarse. Porque hay que reconocer que desde el punto de vista del manejo de la economía, un gobierno tiene todo el derecho a subir tarifas a veces, a que aparezca un impuesto, que en su cuadro de gobierno se ve apretado por necesidades y por datos objetivos de la realidad y no se puede negar que esas circunstancias existen. 

Pero en el caso concreto de lo que ha pasado en días anteriores en el Uruguay es que durante cinco años, cada vez que el gobierno tenía necesidad de corregir el precio de los servicios, se escribían bocanadas y bocanadas de comentarios, siempre negativos, y se hacían anuncios truculentos por parte de muchos de los que hoy son gobierno con respecto al aumento de las tarifas. Y hoy, apenas a unos pocos días, no solo se aumentaron, sino que se justifica y se hace olvido de todo lo que se dijo en la materia. 

Entonces no es discutir o no el derecho. La discusión es que no debe de impresionarles que se les les tome el pelo y se les plantee hoy, cuando se pasaron 5 años mintiendo. Esta es la cuestión. Si se reconoce lo de hoy, también habría que haber reconocido lo de ayer. Y esta es la cuestión que polariza y antagoniza al país».

Mujica sobre la pandemia provocada por el coronavirus COVID-19: «el único camino posible es no contribuir a que esta enfermedad se extienda»

En relación con la situación de la pandemia que ha provocado la enfermedad del COVID-19, el compañero Mujica advirtió que «ha aparecido en estos días este fenómeno de contagio del coronavirus y no se puede discutir que el único camino posible es no contribuir a que esta enfermedad se extienda, y reconocer que tiene una enorme facilidad de extenderse».

En efecto, señaló que «hay que acompañar todas las medidas restrictivas y acentuar todo el ingenio posible para mantenernos lo más aislados que podamos y con ello contribuir no solo a no contraer la enfermedad sino además a no difundirla».

De cómo esta pandemia enfrenta al individualismo con la conciencia colectiva

Conjuntamente, Mujica reflexionó sobre las formas en las que la propagación de la enfermedad que provoca este tipo de coronavirus tienen que ver con el individualismo y el socialismo. En palabras de Mujica, el expresidente señala:

«(…) esto tiene mucho que ver con la conducta personal. Por más decisiones que tome el gobierno y el Estado, por más consejos, si los ciudadanos no entendemos que tenemos que colaborar por una conveniencia colectiva como sociedad, estamos fritos. 

Por eso, en esto no hay discusión, y no solo que no debe de haber discusión, sino que debe haber franca y abierta colaboración tratando de mitigar los peligros que significan esto.

No se precisa ser economista para darse cuenta de que esto va a tener que ver y tiene repercusiones en el campo de la economía en el mediano plazo. Hay que reconocer las dificultades para trabajar y muchísima gente va a tener dificultades. En primer término, todos los cuentapropistas. ¿Quién se va a acordar de los cuentapropistas que viven el día esperando rescatar en cada noche algo para comer al otro día? No tendrán seguro de paro, no tendrán nada y tendrán que vérselas como puedan. Y así sucesivamente.

Y hay que pensar que más allá de estos días, es muy probable que los precios internacionales de muchas cosas que vende el Uruguay se mantengan a la baja. En un mundo complicado, difícil, que cada día que pasa tiene cada vez más fuerte una chinodepdenencia por el volumen de lo que exporta ese país, por el volumen de lo que compra, que va mucho más allá de su escenario nacional y tiene repercusiones en todo el tono de la economía mundial (…)».

De este modo, continúa reflexionando Mujica, «(…) los tomadores de precios es posible que nos veamos sometidos a ciertos vaivenes», aunque incluso con esto en consideración, «hoy en lo inmediato» lo más importante es «defender la salud de nuestro pueblo y eso se llama evitar por todos los medios que la enfermedad se multiplique» para poder «mantenerla en el menor nivel posible» y «garantizar (…) que nuestro Sistema de Salud, el más equitativo de América Latina, no colapse».

La audición completa del compañero «Pepe» Mujica aquí: