fbpx

El ciclo electoral que se acerca nos presenta nuevos desafíos. La renovación es un hecho. Contamos con tres candidatos y una candidata con perfiles distintos y sobrada experiencia  para llevar adelante el programa del Frente Amplio, capaces de guiar las transformaciones que necesita el país. “Luego de, más de 200 encuentros en localidades y pueblos de todo el país, volví a mi barrio” es lo primero que dice Carolina en uno de los últimos videos de campaña, donde la vemos caminando por el barrio de Villa Española; visitando la casa donde creció junto a su madre y su abuela, donde crió a sus hijos mientras terminaba la facultad, reencontrándose en el abrazo con gente que formó parte de aquella vida. 

Mirando hacia atrás, ese recorrido de 200 encuentros que termina en el lugar donde empezó y, que sin embargo ha cambiado, es aplicable, ahora que finaliza una parte del ciclo electoral, a la saludable reflexión que debemos permitirnos hacer antes de ir a votar este domingo 30 de junio. Para quienes tuvimos la oportunidad de acompañar en esos encuentros por todo el país, en casas de familia y locales del Frente, fue un gran aprendizaje que nos trajo cosas nuevas y que confirmó en otros casos aspectos latentes en la tarea cotidiana. Escuchar es el principio del cambio que entre todos tenemos que encarar. 

Entrada la noche del 31 de octubre de 2004 comenzamos a festejar la concreción de un sueño largamente esperado. Por primera vez en la historia de nuestro país la izquierda se hacía gobierno. Casi quince años después, con aciertos y errores, podemos decir que vivimos en un país mejor, con menos pobreza y desigualdad, con más trabajo e ingresos para las familias, y con más políticas públicas en salud, educación y vivienda. Pero no miramos el presente con complacencia, los desafíos en materia de convivencia y seguridad, integración social y urbana, los fenómenos de la inmigración y la velocidad de algunas transformaciones en el mundo del trabajo, nos sitúan en un momento clave para profundizar los cambios. 

De ahí que lo esencial este domingo no es optar únicamente por una persona, sino que es optar por un mensaje que daremos como frenteamplistas a nuestro pueblo: renovar ese pacto que implica poner en el centro de la acción política a la justicia social, al bien común, al gobierno de quienes viven de su trabajo. La esperanza está intacta, más allá de los desencantos y las calenturas. La tarea es enorme y de ningún modo se hará entre pocos, más cuando son insuficientes los conocimientos tradicionales de la vieja política, al decir de Pepe “ese mundo que se va” y la situación actual; donde interactuamos cada vez más con aplicaciones de celular y la robotización sustituye a los humanos en la producción, donde las ciencias de la información y las tecnologías de la comunicación tienen y tendrán un impacto directo en nuestra forma de vivir en sociedad. Donde la participación de las mujeres en todos los ámbitos y en igualdad de condiciones, ya no admite la menor demora. 

Es ese el mundo que viene y debemos afrontar esta etapa más unidos que nunca y convocando nuevas sensibilidades al proyecto del Frente Amplio, por ello proponemos a Carolina con la convicción de que su capacidad de gestión y liderazgo han quedado plasmadas, primero en la Intendencia de Montevideo, luego en la dirección de Antel y también en el Ministerio de Industria, Energía y Minería. Su gestión ha estado marcada por la innovación y la apuesta al desarrollo tecnológico enfocado al avance productivo y a un fuerte aporte en materia social y educativa.

Desde la dirección de Antel lideró una serie de cambios removedores para la historia del país y que han tenido su repercusión en la vida cotidiana de todos los uruguayos. Bajo su gestión comenzó el proyecto de fibra óptica al hogar que