Pueblo Centenario se llenó de militantes por el Sí rosado para escuchar el mensaje de unidad nacional ante los intentos de radicalizar la política uruguaya. Pepe, Lucía, Yamandú, Zulimar y Óscar, compartieron con la gente los motivos para apoyar la derogación parcial de la Ley de urgente consideración (LUC): la defensa de los más vulnerables ante los cambios en educación, seguridad, alquileres y combustibles.
Mujica propuso que las ganancias de las empresas públicas se destinen íntegras al interior del país
Luego de dos años “sin concurrir a establos”, José Mujica fue el orador central del acto en Pueblo Centenario para defender el voto por el Sí rosado. Dio gracias a la militancia que recogió 800.000 firmas y los alentó para el envión final de esta campaña porque, recordó, sin la lucha por el progreso humano no se lograrían nuevos derechos. Como el 1º de Mayo, que se recuerda porque muchos perdieron su vida reclamando, en una época que el trabajo se llevaba hasta 16 horas del día.
Preocupado por la construcción de un clima para la ofensa pero no para la discrepancia, subrayó: “Yo no quiero ver a mi país como Argentina, dividida en dos polos que se deshacen unos contra otros, nos precisamos todos”, reafirmó. En política, exclamó, el cambio es de las grandes indiadas que ponen el hombro, “sean sistemáticos pero no se calienten con los abombados que dicen disparates”.
Mujica recorrerá el país para ayudar a pensar entre todos un nuevo mundo, marcado por la tecnología. Un ejemplo del cambio de época fue la vacunación contra el coronavirus, cuando quedó demostrado que la propiedad del conocimiento fue más importante que la defensa de la vida. En ese marco, subrayó que lo más importante para el país depende de la calidad intelectual que tenga la masa popular porque, de lo contrario, quedará en una franja de humanidad definida por un pensador como “irrelevante”.
Para evitar eso hay que crecer al 5% durante quince años para ser un país desarrollado, una renta para invertir en educación. Que en 30 años todos los jóvenes uruguayos tengan formación terciaria, como objetivo nacional. Preparar el país para que eso sea posible y respetar la consigna artiguista: “Sean los orientales tan ilustrados como valientes”.
Es falso que en Uruguay falte capital como para instalar grandes proyectos, como los de UPM. De lo que carece es de capacidad de gestión y coraje. En los dos años de pandemia, los depósitos bancarios alcanzaron los 9.000 millones de dólares, y 3.000 millones de dólares están depositados en el exterior. Es decir, dos UPM.
Para Mujica, la ganancia de las empresas públicas debería invertirse toda en el interior del país, con mecanismos que generen empleo y riqueza en los pueblos. Descentralizar toda la enseñanza, dividir en dos el presupuesto de la Universidad. La clave es descentralizar los fondos y el conocimiento. Y si se requiere un cambio constitucional, que se haga, como cuando se ajustaron las jubilaciones, en 1989. Porque cuando queda a criterio del que está en OPP o en el MEF, siempre tiene otras necesidades y, a los intendentes del interior, les tira unos pesos “para hacer cordón cuneta”.
Yamandú Orsi: “de esta forma no se va a hacer la patria”
El intendente de Canelones reconoció a un país como una construcción colectiva de larga data, fundada en la discusión de distintos políticos, movimientos, ideas y objetivos, que se entrelazaron con puentes hacia el diálogo nacional. Por eso, entiende que no está bueno que se instale una forma de gobernar donde una gente decide todo lo que se hace y el resto, a sentarse.
Indicó que el Frente Amplio es un partido político responsable y serio, que estudió todos los artículos y definió los 135 peores. “Si hubiésemos querido poner un palo en la rueda, no nos tomábamos ese tiempo, nos oponíamos y chau”. Así desmintió la idea de que la izquierda “quiere tirar la ley” o que “el país no se va a poder gobernar”. Para Orsi, eso no es cierto ni real.
Lo que la izquierda plantea es que la atención a los problemas educativos es entre todos. “No está bueno empezar con un plumazo”, advirtió.
También criticó los calificativos de estar a favor o en contra de la policía, porque ese tipo de discursos son los que dividen realmente. Nadie está en esa posición, solo consideramos que los artículos que queremos derogar no nos hacen bien y no contribuyen a la seguridad.
En los temas de alquileres, si al nuevo régimen con desalojo exprés se suma el debilitamiento de los ingresos del que alquila y la suba general de precios, estaremos ante las puertas de una crisis que va a ser muy difícil de salir. “Por lo tanto, estamos a tiempo, fundamentalmente, de decir que de esta forma no se va a hacer la patria”, afirmó.
Nuestro pueblo se merece una oportunidad, conversemos con los vecinos, convenzamos de que este país no puede ir de 800 artículos cada 5 años porque acá nadie viene a fundar de vuelta un país. Demostrémosle a aquellos que quieren cambiar el país desde un sillón que están equivocados.
Lucía Topolansky: el centro de este plebiscito es poner una pausa para reflexionar sobre todos los temas
La Ley de urgente consideración trae de todo como en botica, ironizó Lucía, pero sus defensores no la usan. Por ejemplo, mencionó la creación del Instituto Nacional de la Granja que, a dos años de su creación, no tiene recursos presupuestales. O que en todos estos meses se ha hablado de incautaciones al narcotráfico pero ningún peso se destinó al pago de medicamentos de alto costo, como propone la LUC.
El ciudadano común y corriente, preocupado por sus cosas cotidianas, no puede bucear en este mundo de normas, pero se tienen que informar y esa es una virtud del plebiscito, para Lucía. En ese sentido, mencionó algunos temas que no deben prosperar, como la derogación de los maestros y profesores de los órganos que conducen a la educación, como Primaria, Secundaria y la UTU.
A su vez, en varios artículos se retiró la palabra “pública” de los textos originales. Y el Frente Amplio se pregunta por qué, con fuertes dudas al respecto. Vamos a tener un problema porque la educación pública es de las cosas más sagradas de este país, definió.
Se habló muy poco, dijo, de la norma que habilita el depósito de 100.000 dólares sin que nadie pregunte los orígenes: “papita pal loro de los narcotraficantes, entonces que no me hablen de represión al narcotráfico”, sentenció.
La norma, como trae todo como en botica, es bueno darle un punto de reflexión y, después, si se quiere seguir discutiendo, encontramos coincidencias. Ese es el sentido hondo de este plebiscito, dijo Lucía a los congregados en Pueblo Centenario.
¿Por qué el acto en Pueblo Centenario? Lucía explicó que, cuando se definió el lugar para la instalación de UPM, los gobiernos del Frente Amplio entendieron que esa zona del país contaba con pocas oportunidades para el desarrollo de su gente. Hoy acoge al proyecto de UPM, la mayor inversión en la historia del país. Es una prueba de la importancia que siempre dio el Frente Amplio al crecimiento de los pueblos del interior, confirmó Lucía.
Zulimar Ferreira: “Acá gobernó un tupamaro y fue ejemplo de democracia”
Zulimar Ferreira, emocionada por comenzar con este acto en el corazón del país, subió al estrado con una bandera de Artigas firmada por colonos. Justamente, hay dos artículos que quitan la obligatoriedad de la residencia de los colonos. “Tierra para el que la trabaja no es un invento tupamaro o comunista, tiene mucho más historia que eso. Y la LUC dice que la tierra ya no es para el que la trabaja, es para el que quiere enriquecerse”, criticó.
También mencionó los discursos que endilgan falta de democracia en las fuerzas que integran al Frente Amplio porque los hechos demostraron lo contrario: “Acá gobernó un tupamaro y fue ejemplo de democracia”
“El llamado hoy es a no ser indiferente al dolor de los demás, a la pérdida de los derechos: no dejes que te digan que tenés que enfrentarte ente trabajadores, que un funcionario es diferente a un privado, no mirar al costado cuando vulneran a una mujer, a un ruralista, a la educación pública”, aludió Zulimar.